Respuesta a los incendios forestales en el gran área del noroeste

Amigos en el gran área del noroeste,

Los líderes metodistas unidos de toda nuestra área se han reunido para monitorear y responder a los incendios forestales que asolan nuestra tierra y amenazan a muchas comunidades en Idaho, Oregon y Washington. Personas en muchas áreas han sido evacuadas o se están preparando para ser evacuadas de sus hogares.

Si usted no está en peligro inmediato, puede ser que este experimentando como muchos otros, que ven y prueban estos incendios forestales en cielos llenos de humo y con cada respiración que tomamos.

Las personas de fe quieren hacer el bien frente al peligro, pero debemos trabajar para asegurarnos de que el bien que pretendemos hacer no haga daño accidentalmente. Debido a las evacuaciones masivas que se están emitiendo en todos nuestros estados, y debido a que nuestras iglesias y entornos ministeriales están comprometidos a no hacer daño, hacer el bien y permanecer en el amor de Dios, se ha agregado un apéndice a las pautas de Re-imaginando la vida juntos para nuestras iglesias y entornos ministeriales para guiar nuestra respuestas metodistas unidas a la crisis del incendio forestal.

Mientras buscamos responder a estos incendios forestales, reconozco cuán cansados ​​están todos en este momento por tantas demandas, además del coronavirus, además del desmantelamiento del racismo, además de la escalada del partidismo que está erosionando nuestra capacidad de trabajar juntos por el bien común. Increíbles equipos de respuesta a desastres en el gran área del noroeste actúan como las manos y los pies de Jesús en las comunidades de toda el área y en conjunto con las iglesias locales. Cuando ocurre un desastre, los sobrevivientes a menudo pierden mucho: el techo de sus casas y otras propiedades, medios de vida, incluso sus seres queridos. Estos incendios forestales muestran cuán devastadores pueden ser estos desastres. Sin embargo, este año parece ser que enfrentamos una crisis detrás de la otra.

Y entonces, clamamos a Dios, buscando misericordia. Buscando alivio. Buscando solo un día en el que no sintamos el peligro en nuestras manos y no sentirnos como que el peso del mundo esté sobre cada uno de nuestros hombros.

APENDICE PARA EL DOCUMENTO: RE-IMAGINANDO LA VIDA JUNTOS para el alivio de incendios forestales del noroeste de 2020

Efectivo desde el 11 de septiembre de 2020

Solo para “Wildfire Relief” (Alivio de Incendios Forestales), este apéndice reemplaza la guía de respuesta ante desastres en el documento Re-imaginando.

Todos los ministerios que planean brindar ayuda y apoyo en sus comunidades trabajarán con el superintendente de distrito (iglesias locales) o el director de ministerios conexionales (otros entornos ministeriales) para discutir la necesidad de la comunidad y solicitar la ayuda de autoridades del gobierno local y alguna otra respuesta ante los desastres de agencias (como la Cruz Roja) para el apoyo y ayuda durante este proceso.  Los Superintendentes de Distrito o Directores del Ministerios Conexionales deben aprobar los planes para usar las instalaciones (Edificios) de la iglesia para actividades de apoyo a los incendios forestales.

Únase a mí para orar por la seguridad de nuestros amigos, vecinos y por aquellos que ya han sufrido pérdidas de vidas. Únase a mí para orar por los socorristas y los bomberos forestales que se ponen en peligro para ayudar a otros a buscar refugio, salvar hogares y propiedades. Únase a mí para orar por la creación de Dios, para que podamos atenderla con más cuidado.

Únase a mí, también, en un llamado a la acción a través de nuestras donaciones de recursos financieros. Sabemos que algunas de nuestras comunidades ya han sido afectadas por el fuego y sabemos que hay otras en peligro potencial.

Estoy agradecida al informar que las conferencias del “Pacific Northwest y Oregon-Idaho” han recibido cada una ayuda de emergencia de $ 10,000 del Comité Metodista Unido (UMCOR) para apoyar los esfuerzos de respuesta en nuestras comunidades. Pero esto es solo una gota en el cubo de lo que se necesitará.

También puede donar al Fondo para Desastres de la Conferencia OR-ID (Fondo # 260) a través de su iglesia local o enviando un cheque a nombre de la Oficina Tesoreria de la Conferencia de Oregon-Idaho con el Avance de la Conferencia # 260 en la línea de memo a:

Centro de conferencias anual de Oregon-Idaho
c/o Tesorero de la conferencia
1505 SW 18th Avenue
Portland, Oregón, 97201-2524

También puede dar el Fondo para Desastres de la Conferencia de PNW (Fondo # 352) a través de su iglesia local o enviando un cheque a nombre de la oficina del Tesorero de la Conferencia de PNW con el  # 352 en la línea de memo a:

Oficina de conferencias del noroeste del Pacífico
c/o Tesorero de la conferencia
PO Box 13650
Des Moines, WA 98198

Finalmente, líderes de la iglesia local, por favor manténgase en contacto con los superintendentes de distrito si su comunidad se ve afectada por un incendio forestal. Hágale saber a su superintendente lo que está sucediendo en su comunidad y lo que su iglesia está haciendo, o se le ha pedido que haga, en respuesta. Su superintendente coordinará con el coordinador de respuesta a desastres de la conferencia para ayudarlo a respaldar su trabajo durante esta crisis.

Manténganse a salvo, mis amigos, y conozcan el amor inquebrantable de Dios cada día.

Obispa Elaine JW Stanovsky
Área episcopal del noroeste

 

Translated and Adapted by/Traducido y Adaptado por: Rev. Cruz Edwin Santos, Director of Hispanic/Latinx Ministry

© Copyright 2019, Greater Northwest Episcopal Area. All Rights Reserved.