Dos anuncios importantes para el Gran Área del Noroeste

Amados en Cristo, 

Les escribo hoy con dos anuncios que impactarán el área Episcopal del Gran Noroeste de la Iglesia Metodista Unida este año. 

En Epifanía, solicité la jubilación voluntaria como obispo de la Iglesia Metodista Unida, a partir del 31 de diciembre de 2021. Hoy, les comparto esta noticia.

Bishop Elaine JW Stanovsky

Parece demasiado pronto para anunciar mi retiro mucho antes de que llegue, pero los muchos pasos que siguen en referencia a la asignación de un nuevo obispo lo exigen. Esto es más importante este año, con la lucha denominacional, la pandemia en curso y las consecuencias financieras que cada uno de estas cosas crean, manteniendo una incertidumbre adicional para nuestra conexión metodista unida.

Si bien lamento que mi jubilación pueda aumentar la carga de otros, estoy convencida de que este es el momento adecuado y la acción adecuada para mí personalmente. Continuaré trabajando diligentemente con los líderes de la conferencia durante todo el año para prepararnos para lo que sea que venga a continuación. Y confío en que Dios continuará moviéndose en los corazones de los fieles, para levantar líderes para la siguiente etapa de este peregrinaje.

La otra noticia que comparto es menos personal pero nos impactará de todos modos.

Dada la presencia continua de COVID-19 en nuestras comunidades, esperamos celebrar la Conferencia Anual 2021, una vez más, de forma remota en línea.

Si bien es posible un cambio de fecha, continúen manteniendo las fechas anunciadas, del 9 al 12 de junio de 2021, mientras exploramos posibilidades alternativas, incluyendo múltiples sesiones virtuales. Esperamos saber muy pronto a medida que se tomen decisiones sobre planes para conferencias generales y jurisdiccionales.
 
Dejaremos que los miembros de cada Conferencia Anual conozcan más información a medida que esté disponible.

A pesar de los muchos desafíos y transiciones que trae la vida, en la fe sabemos que el amor sigue vivo. Por favor, sepan que sigo orando por todas las personas y los ministerios del Gran Noroeste mientras todos somos testigos de esta verdad juntos, aunque todavía separados unos de otros.

Con gratitud y esperanza

Bishop Elaine JW Stanovsky 

Translated and Adapted by Rev. Cruz Edwin Santos, Director of Hispanic/Latinx Ministry

La Iglesia como una comunidad amada

La Iglesia como una comunidad amada


Carta pastoral de la obispa Elaine JW Stanovsky • Enero de 2021

A la mayoría de los Metodistas Unidos blancos en el área metropolitana del noroeste, con una invitación a otros para que escuchen y se unan a esta conversación.

Pero ahora, gracias a Cristo Jesús, ustedes que antes estaban tan lejos han sido acercados por la sangre de Cristo…. Rompió la barrera del odio que nos dividía…. Así que ahora ya no sois extraños ni extranjeros. Cristo te está construyendo en un lugar donde Dios vive a través del Espíritu.

Efesios 2, Selecciones

Amados en Cristo, los he llevado en mi corazón y en mis oraciones en cada momento durante estas temporadas de pandemia, división racial, disturbios cívicos y ataques violentos al Capitolio de los Estados Unidos. Mientras lamentamos la imagen de una bandera de la Confederación ondeando descaradamente en el Capitolio, y nos preparamos para más violencia extremista allí y en las capitales estatales de todo el país, la carga es pesada para las personas de conciencia, que viven en la fe, la esperanza y el amor a través de eventos que nos exigen tanto.

Oro por el presidente saliente, el Sr. Trump, y por el presidente entrante, el Sr. Biden, por los funcionarios gubernamentales electos y designados en cada lugar y sus funciones. Que prevalezca el bien de cada uno y que su pecado sea quitado.

Unas palabras para las personas y pastores de color en la Iglesia Metodista Unida

Unida
Más bien, al hablar la verdad en amor, creceremos en todos los aspectos en Aquel que es la cabeza, es decir, Cristo, de quien todo el cuerpo, estando bien ajustado y unido por la cohesión que las coyunturas proveen, conforme al funcionamiento adecuado de cada miembro, produce el crecimiento del cuerpo para su propia edificación en amor.

Efesios 4:15-16

Tenemos un largo camino por delante. Es un testimonio del poder del Espíritu Santo que usted conozca y ofrezca sus dones a todo el cuerpo de la iglesia. No es su responsabilidad soportar la falta de respeto en la iglesia, o enseñarme a mí y a mis hermanos blancos cómo nuestras palabras y acciones dañan y excluyen. Y sin embargo, por su amor a Dios y con la eterna esperanza de un nuevo día, continúan generosamente en su relación con Dios mientras la Iglesia se esfuerza por crecer en la fe, el servicio y el testimonio. Que Dios edifique la iglesia mostrándonos cómo ustedes pueden trabajar juntos correctamente en amor.

Oro por nuestra nación y su gente. Que los valores del respeto, la libertad, la equidad y la justicia marquen el camino a través de nuestra angustia y peligros actuales. Oro por las personas cuyo enojo se ha derramado en violencia, enojo por cosas tanto justas como malas.

Quiero llevar un mensaje esperanzador a la Iglesia. Pero la esperanza de esta temporada solo es visible a través de una extensa neblina. Que caminemos a la luz de la fe, al servicio del amor hasta que la esperanza resurja sin obstáculos.

Mientras celebramos la vida y el liderazgo del reverendo Dr. Martin Luther King, Jr., les traigo un mensaje que sé que será difícil. Tiene sus raíces en mi amor por nuestro Creador, Redentor y Sustentador, y en mi amor por todo el pueblo de Dios.

AHORA ES EL MOMENTO. ESTE ES EL LUGAR. SOMOS EL PUEBLO para anular el privilegio y la supremacía de los blancos en nuestros corazones, nuestras mentes y en nuestras comunidades y para construir una amada comunidad de justicia y equidad racial

AHORA ES EL MOMENTO de desmantelar los sistemas opresivos de racismo institucional, que

  • viola la dignidad y santidad de la creación de Dios
  • divide nuestras comunidades
  • deformar el cuerpo de cristo
  • aísla las iglesias locales de sus vecinos y
  • silencia el testimonio profético de los cristianos sobre la justicia y equidad de Dios.

El racismo blanco llegó al Nuevo Mundo con Cristóbal Colón en 1492, mucho antes de que los Peregrinos o la Declaración de Independencia elevaran el valor de la libertad. Echó raíces y no se ha erradicado. Está vivo y coleando en Estados Unidos. Ahora, los videos de teléfonos celulares de la violencia policial contra negros desarmados exponen el racismo persistente para que todos lo vean. La raza está en la agenda pública de una manera nueva y urgente. Las protestas, demandas, testimonios personales, documentales y seminarios virtuales han abierto una ventana a lo generalizado que es el racismo en la vida de nuestra nación.

En comparación con las personas de color, los blancos disfrutan de la “buena vida” de manera desproporcionada en casi todos los aspectos: educación, atención médica, salud ambiental, justicia penal, encarcelamiento, derechos de voto, propiedad comercial, empleo, ingresos, vivienda y esperanza de vida, para nombrar algunos. Este es el privilegio que disfrutan los blancos en Estados Unidos. Los patrones de privilegio y pobreza en Estados Unidos están incrustados en instituciones, normas, prácticas y sistemas que no dependen de los prejuicios, el odio o el maltrato individual. Tienen vida propia.

LA IGLESIA ES EL LUGAR … para despertar y enfrentar valientemente el pecado del racismo y crear una comunidad amada.

Dios les da a las personas de fe una visión de seres humanos diversos que viven juntos en una relación correcta entre sí. Pero a lo largo de la historia, la Iglesia cristiana a menudo ha creado y mantenido sistemas de desigualdad racial en Estados Unidos y en todo el mundo. Hoy, la iglesia está llamada a reconocer y desmantelar su propio racismo y unirse a un movimiento de reconocimiento racial y reconciliación en todos los lugares.

Cuando las comunidades donde la iglesia esta situada experimentan cambios especialmente identificados como económicos, étnicos o ambos a la vez, la iglesia local hará un análisis deliberado del cambio en la comunidad, y alterara su programa para enfrentarse a las necesidades y patronos culturales de los nuevos residentes.  La Iglesia local hará todo esfuerzo posible por permanecer en el vecindario y desarrollar un ministerio efectivo para los recién llegados, ya sea que pertenezcan a una comunidad cultural, económica o étnica diferente de la de los miembros originales o actuales. 

¶ 212, Libro de la Disciplina

Para el año 2045, los blancos serán una minoría de la población estadounidense. En los estados de Alaska, Idaho, Oregon y Washington, casi todos los pueblos y ciudades se están volviendo rápidamente más diversos desde el punto de vista racial y étnico, pero nuestras Iglesias Metodistas Unidas en la región son predominantemente blancas, de clase media, envejecidas y en declive. En su mayor parte, nuestras iglesias no se están adaptando a la población cambiante al dar la bienvenida o involucrar al creciente número de sus vecinos que provienen de diferentes herencias nacionales, raciales o étnicas.

La Iglesia Metodista Unida proclama el valor de cada persona como hijo único de Dios y se compromete con la sanidad e integridad de todas las personas. La Iglesia Metodista Unida reconoce que el pecado del racismos ha sido destructivo en su unidad a través de la historia. El racismo sigue presentando una penosa división. La Iglesia Metodista unida habrá de confrontar y buscar la eliminación del racismo, tanto en organizaciones como en individuos, en cada fase de la vida y en la sociedad en general. La Iglesia Metodista Unida habrá de colaborar con otras para enfrentar aquello que amenaza la causa de la Justicia social en todas sus formas.

¶ 5, Libro de la Disciplina

El equipo ejecutivo del Área Metropolitana del Noroeste de la Iglesia Metodista Unida reconoce la inclusión como una práctica esencial de una iglesia vital. Estamos incorporando esta práctica en nuestros propios equipos de liderazgo y agendas. En cada reunión, participamos en la formación de competencias interculturales y aplicamos lo que aprendemos a nuestro equipo y su trabajo. Tenemos la intención de invitar a personas de color al liderazgo pastoral de nuestras iglesias para reconocer e interactuar con la variedad de personas en sus que tenemos en nuestros vecindarios.

El racismo persiste en nuestras iglesias.

El racismo puede existir sin odio racial. En muchos lugares, nuestras iglesias son participantes pasivas en sistemas racistas que hemos heredado y de los que ni siquiera somos conscientes. Si nosotros, la mayoría blanca, simplemente continuamos haciendo lo que siempre hemos hecho – a medida que la comunidad cambia y se vuelve más diversa -, silenciosamente y sin siquiera reconocerlo, perpetuaremos el privilegio y la supremacía de los blancos.

Es por eso que en mi discurso episcopal a la Conferencia Anual en septiembre, le pedí a cada iglesia local que examinara las imágenes en sus edificios, las prioridades en sus presupuestos y las personas que toman decisiones para la iglesia, para ver si una rica variedad de culturas y voces están presentes. Las decisiones son diferentes si se incluyen diferentes perspectivas en la toma de decisiones. En respuesta a esto, los superintendentes de distrito iniciaron conversaciones sobre el racismo en cada iglesia local como parte de su cargo o conferencia de la iglesia.

Lamentablemente, hemos comenzado a notar un patrón de racismo manifiesto dentro de varias congregaciones. Este patrón está presente en las tres conferencias y los cuatro estados. Algunas expresiones incluyen:

  • criticando a los pastores por predicar sobre la justicia racial
  • negando la autoridad del pastor sobre la adoración
  • negando el respeto, la deferencia y la confianza que generalmente se brindan a los pastores
  • criticando la gramática o la pronunciación del pastor, especialmente en el caso de un pastor para quien el inglés es un segundo o tercer idioma
  • esperando que un pastor de color adopte las normas culturales de la congregación sin curiosidad, preguntas o discusiones
  • negándose a incluir una variedad de expresiones culturales dentro de la vida de adoración de la congregación

A veces, las congregaciones incluso se han negado a aceptar a un pastor que he designado, debido a razones de raza abiertamente o, a veces sutilmente.

Al escuchar estas historias y discutirlas dentro de mi gabinete, lamento informar que estas actitudes están presentes, aunque a menudo no son predominantes, en casi todas nuestras iglesias. Cualquier pastor de color que sea designado para una congregación mayoritariamente blanca puede esperar encontrar una resistencia racista abierta o implícita, tanto personal como profesionalmente.

Responsabilidades y deberes de Presbíteros y Pastores Licenciados – Liderar la congregación en la inclusión racial y étnica.

¶ 340.2.c)(4)

El racismo no tiene lugar en la Iglesia.

La Iglesia es el cuerpo de Cristo. No podemos permitir que el racismo infecte el cuerpo al tolerar estos comportamientos porque son no hospitalarios y peligrosos para el amado de nuestro Salvador. Ninguno de nosotros puede descansar mientras nuestras iglesias participen activa o pasivamente en el pecado del racismo.

En el bautismo cristiano, nos comprometemos a resistir el mal, la injusticia y la opresión en cualquier forma que se presenten. Ya sean llenos de odio o amables y bien intencionados, estos comentarios y actitudes son dañinos y refuerzan el ámbito estrecho, fijo de separación de nuestras congregaciones. Cualquier bien que hagan nuestras iglesias, se ve necesariamente comprometido por la sombra proyectada por las actitudes y hábitos que surgen de los supuestos normativos de la cultura blanca.

Itinerancia abierta significa que los nombramientos [del clero] se hacen sin importar raza, origen étnico, género, color, discapacidad, estado civil o edad.

¶ 425.1

A lo largo de nuestras vidas, Jesús nos presenta nuevas experiencias, nuevas personas, nuevas ideas. Cuando nuestros caminos de vida se cruzan con personas de diferentes partes del mundo, con diferentes experiencias de vida, diferentes experiencias culturales, diferentes aspiraciones que no coinciden con las nuestras y pueden hacernos sentir incómodos, nuestro malestar es a menudo Dios trabajando, estirando y fortaleciendo nuestro amor. Jesús nos invita a dejar de lado el juicio y proceder a la curiosidad, preguntando: ¿cómo está trabajando Jesús a través de una nueva relación para profundizar nuestra fe y fortalecer la iglesia o comunidad?

La iglesia no debe valorar lo familiar, lo tradicional o lo cómodo sobre lo que es correcto, nutritivo, emergente y esperanzador. Dios dice “¡Mira! Estoy haciendo algo nuevo; ahora brota; ¿no lo reconoces? (Isaías 42: 19a. Abrazar a la gente nueva y las cosas que Dios nos envía es una práctica espiritual que da vida a la iglesia y, a través de la iglesia, da vida al mundo.

Tu obispa te cuida con amor.

Mi deber, como su obispa, es supervisar los asuntos espirituales y temporales de la iglesia. Nombro lo que veo y animo a los líderes y congregaciones bajo mi cuidado a crecer en la fe y dar testimonio del reino de Dios. Yo veo que nuestro espíritu no es lo suficientemente fuerte para seguir a Jesús en esta amada comunidad y para reconocer que el nos invita a decir la verdad a un mundo que está inundado de mentiras.

La Iglesia Metodista Unida puede y debe convertirse en un movimiento que está despertando, aprendiendo, creciendo y avanzando hacia la conciencia racial, la competencia intercultural y la comunidad inclusiva.

En fidelidad a nuestros votos bautismales, mi gabinete y yo estamos comprometidos a trabajar con pastores y laicos para reformar nuestras iglesias para reconocer nuestro pecado y emprender un viaje hacia la equidad, la justicia y la inclusión racial. Así como los miembros del gabinete tienen una disciplina mensual de capacitación en competencias interculturales, el gabinete desarrollará un proceso para trabajar con las congregaciones para evaluar y reconocer actitudes y comportamientos que dan preferencia a la cultura blanca dentro de la iglesia, y tomar medidas para ser más conscientes y competentes en las relaciones interculturales y raciales.

Los nombramientos interraciales y transculturales se realizan como una respuesta creativa al aumento de la diversidad racial y étnica en la iglesia y en su liderazgo. Los nombramientos interraciales y transculturales son nombramientos de clérigos para congregaciones en las que la mayoría de sus miembros son diferentes de los antecedentes culturales raciales / étnicos del propio clérigo.

¶ 425.4

El objetivo del gabinete es ayudar a cada iglesia a convertirse en un puesto de avanzada del amor inclusivo de Dios en cada lugar y para toda la gente. Detrás de este objetivo, creemos firmemente no permitir que los comentarios y comportamientos racialmente ofensivos o exclusivos dentro de nuestras congregaciones no sean cuestionados ni transformados.

El reverendo Dr. Martin Luther King, Jr. y John Wesley informan nuestro trabajo contra el racismo.

En 1963, Martin Luther King, Jr., escribió una carta en respuesta a ocho líderes religiosos blancos que lo criticaron por liderar manifestaciones de protesta por la segregación racial en Birmingham, Alabama. En la carta, King reflexiona sobre su decepción con los líderes religiosos durante la lucha por los derechos civiles, diciendo:

  • He visto iglesias blancas quedarse al margen y simplemente hablar piadosas irrelevancias y santurronas trivialidades….
  • Me he encontrado preguntando: ¿Qué tipo de gente adora aquí? ¿Quién es su Dios? ¿Dónde están sus voces?….
  • En profunda decepción, he llorado por la laxitud de la iglesia… Sí, veo a la iglesia como el cuerpo de Cristo. Pero, ¡oh! Cómo hemos manchado y marcado ese cuerpo a través del abandono social y el miedo a ser inconformistas.

Casi 60 años después, el rostro del racismo ha cambiado, pero la iglesia no es menos laxa hoy que en 1963. Debemos viajar juntos de ser “casi cristianos”, como describe John Wesley en su famoso sermón, a convertirnos en ” totalmente cristiano ”, viviendo de maneras que no solo evitan el pecado, sino que cultivan y promueven la virtud y la justicia.

En las próximas semanas, invitaré al clero a una conversación sobre cómo podemos caminar juntos en el camino hacia la comunidad amada, liberados de la herencia del racismo sistémico y profundo.

Mientras vives en la vorágine de la semana que viene y de las que vendrán, agradezco a Dios por tu fidelidad, a través de tiempos de peligro y duda, y oro para que Dios sostenga la gracia en tu vida, tu familia y tus ministerios. Las malas noticias nunca tienen la última palabra. Sigue escuchando. ¡Hay buenas noticias en camino!

 

Elaine JW Stanovsky
Obispa Gran Área del Noroeste

 

Translated and Adapted by: Rev. Cruz Edwin Santos
Director of Hispanic/Latinx Ministries

Un miembro profeso laico de una Iglesia local podrá ser acusado de las siguientes faltas y si es así, pedir un juicio: (a)inmoralidad; (b)crimen; (c)desobediencia al Orden y Disciplina de la Iglesia Metodista Unida; (d)diseminación de doctrinas contrarias a las normas de doctrina establecidas de la Iglesia Metodista Unida; (e)abuso sexual; (f)conducta sexual impropia; (g)maltrato de niños; (h)hostigamiento, incluso pero no limitado a racial y, o sexual;(i)discriminación racial o de genero…

¶ 2702.3

“Buscando ser la luz de Dios en el mundo”

Isaías 40

Una voz proclama:
«Preparen en el desierto
un camino para el Señor;
enderecen en la estepa
un sendero para nuestro Dios.
4 Que se levanten todos los valles,
y se allanen todos los montes y colinas;
que el terreno escabroso se nivele
y se alisen las quebradas.
5 Entonces se revelará la gloria del Señor,
y la verá toda la humanidad.
El Señor mismo lo ha dicho».

La Jurisdicción Occidental de la Iglesia Metodista Unida tiene la visión de convertirse en un “hogar para todos los hijos/as de Dios, para que todos podamos estar reunidos alrededor de una mesa de reconciliación y transformación”. Algunos nos han llamado desobedientes. Otros afirman que somos profetas por reconocer a las personas LGBTQ + como hijos amados de Dios, bendecir sus matrimonios y ordenarlos para el ministerio mucho antes que la mayoría de la iglesia lo hiciera. La inclusión LGBTQ + es solo una de las formas en que en la Jurisdicción Occidente hemos buscado preparar la mesa para todos los hijos/as de Dios. La Jurisdicción Occidental da la bienvenida a inmigrantes de todo el mundo y ha consagrado a muchos “obispos tales como”: Wilbur Choy, Chino-americano; Roy Sano, Japonés-americano; Elías Galván, Hispanoamericano; Leontyne Kelly, mujer de la raza negra; Minerva Carcaño, Hispanoamericana; y Karen Oliveto, primer obispo en un matrimonio y comprometida con una persona del mismo sexo.

Los líderes Metodistas Unidos en la Jurisdicción Occidental aceptamos la petición de John Wesley de que “seamos de un corazón, aunque no necesariamente de una sola opinión”. Estamos dedicando este año para reconocer, nombrar y celebrar la variedad de ministerios “Donde vive el amor”, no porque tengamos un rincón especial en el mercado del amor, sino porque el amor se ve diferente en cada lugar.

Comencemos por ver dónde vive el amor en los extraordinarios detalles de la historia de Navidad.

Photo by Bishop Elaine JW Stanovsky.

El amor vive en una pareja sin hogar, cansada después de un largo día de viaje, que encuentra descanso en un refugio lleno de animales.

El amor vive mientras esta pareja exhausta da la bienvenida al nacimiento de su bebé y lo acuesta en un pesebre.

El amor vive cuando una estrella brilla en el cielo nocturno o cuando desciende una canción del cielo, señalando de que está sucediendo algo nuevo y santo.

El amor vive donde pastores, peregrinos aparecen en la noche, después de ver, de maravillarse y de seguir estos signos de esperanza.

La historia de Navidad nos muestra que donde vive el amor, suceden cosas que nunca creíste posibles. Así como Dios nació en Jesús, Dios también puede morar en nosotros, a medida que crecemos para amar tan maravillosamente como Dios ama, tan extravagantemente como Jesús ama a nuestro prójimo, a los extraños y a aquellos que consideramos como enemigos. Esta es una muy buena noticia cuando la gente vive a la sombra de la muerte y bajo el yugo de la opresión. Estemos atento en donde vive el amor.

El amor vive donde una abuela pone su abrigo sobre los hombros de un extraño que esta dormido en un autobús helado.

El amor vive donde un cuidador de la salud sostiene un teléfono inteligente o una tableta para conectar a un paciente moribundo con un ser querido.

El amor vive cuando una iglesia local da la bienvenida a extraños, viudas y huérfanos que buscan seguridad.

El amor vive cuando las personas que están ordenando su sexualidad e identidad tienen un lugar en la mesa de la fe.

El amor vive donde los cristianos viven su promesa bautismal de “resistir el mal, la injusticia y la opresión en cualquier forma que se presenten”.

El amor vive cuando un transeúnte graba una atrocidad violenta y racista en su teléfono para que el mundo la vea. El amor vive en el angustiado grito de justicia y amor.

El amor vive cuando una iglesia ofrece espacio para que las personas evacuadas de los incendios forestales puedan guardar sus pertenencias o alojar a sus mascotas.

El amor vive cuando cualquiera de nosotros encuentra nuestro corazón endurecido abierto y listo para sanar una relación rota.

Que Cristo nazca en esta oscura Navidad. Oro para que Cristo more en sus corazones a través de la fe, mientras están arraigados y cimentados en el amor, para que puedan ser llenos de toda la plenitud de Dios.

Obispo Elaine JW Stanovsky
Área Episcopal del Gran Noroeste

Translated and Adapted to Spanish by:
Rev. Cruz Edwin Santos
Director of Hispanic/Latinx Ministry

Prefacio al Aviso COVID-19 #9

Prefacio al Aviso COVID-19 #9


23 de octubre de 2020

La próxima semana espero emitir el Aviso # 9 sobre el COVID-19. Hoy prepararé el escenario, los invitaré a orar y estudiar conmigo sobre el desierto en el que nos encontramos.

LA PANDEMIA

Titular: ayer se informó el mayor número de nuevos casos de COVID-19 en los Estados Unidos desde el comienzo de la pandemia. Para fines de febrero, se proyecta que las muertes por COVID-19 se dupliquen a 500,000 [i] – aproximadamente igual al número de muertos en Estados Unidos por la Segunda Guerra Mundial, las guerras de Corea y Vietnam combinadas. Los casos han ido en aumento en los estados de Alaska, Idaho, Oregón y Washington desde principios de septiembre.

LA TEMPORADA

Ha caído nieve durante la noche y se ha convertido en lluvia en nuestra casa en las Cascadas de las Montañas. Para el solsticio de invierno, Nome, Alaska, verá menos de 4 horas de luz solar; Boise, Idaho, alrededor de 9 horas; la mayor parte de Washington y Oregón alrededor de 8.5 horas. Las temperaturas están bajando y muchos días están nublados y lluviosos o con nieve. El invierno está llegando al Noroeste, llevando a muchas personas a mantenerse en el interior de sus casas y experimentando depresión.

NOSOTROS, LA GENTE, vivimos con un virus mortal, iglesias cerradas en la mayoría de sus reuniones, escuelas virtuales y trabajo desde la casa, inseguridad financiera y pérdida de empleo, aumento de la violencia doméstica, adicción, suicidio y disturbios políticos nacionales. La gente clama por encontrarse en persona para adorar. Nosotros, las personas, vivimos entre medio de valores en conflictos: protección contra el virus versus salud emocional / espiritual / mental y libertad personal.

LA VISION DE DIOS

Dios ve los titulares, los dolores de todas las personas y cada una de las vidas que este virus esta tomando, de todos los trabajadores exhaustos, que se estirando sus recursos para satisfacer todas las necesidades.

Dios ve los estados de ánimo que se oscurecen y las realidades más cortas que vienen con los cambios de estación.

Dios siente la fatiga cuando los días se vuelven semanas, meses y casi un año entero.

Dios conoce el hambre en nuestros corazones de estar juntos, compartir un abrazo y cantar en voz alta y juntos los cánticos de fe:

  • Alabaré a mi creador mientras respiro …
  • Cantemos al Señor…
  • OH, que canten mil voces …
  • Cantaré cuando el Espíritu diga canta …
  • ¿Cómo puedo dejar de cantar?…

Le pregunto cómo quiere Dios que yo dirija en este momento y lo invito a unirse a mí en el estudio y oración para que sepamos qué hacer mientras preparo el Aviso de COVID # 9.

  1. Esta semana encuentre las últimas estadísticas de COVID-19 para su condado en covidactnow.org haciendo clic en el mapa de su estado y luego seleccionando su condado. Vea usted mismo cómo el virus está afectando a su condado:
    1. ¿Cuál es el riesgo de un brote de COVID en su estado? ¿Cómo se compara el nivel de riesgo con el estado vecino?
    2. Ahora, seleccione su condado de la lista en la página del estado.
      ¿Cuál es el riesgo de un brote de COVID en su condado? ¿Cómo se compara con todo el estado?
    3. ¿Cuántos casos de COVID se informan por cada 100,000 personas en el condado?
    4. ¿Está aumentando o disminuyendo el número de casos en el condado?
    5. ¿Cómo se compara el número de casos hoy con el número de abril o julio?
    6. ¿Cuál es la tasa de infección en su condado? ¿Cómo se compara con la tasa de infección de todo el estado? ¿Es alrededor del 1% o menos, lo que indica que es una propagación lenta?
  2. Ore para que Dios nos muestre lo que significa amar a Dios con todo nuestro corazón, mente, alma y fuerza y a nuestro prójimo como a nosotros mismos durante estos días impredecibles.
  3. Para el 1ro de noviembre, esté atento a la nueva guía sobre cómo los Metodistas Unidos continuarán adaptándose a los desafíos que enfrentamos.

En oracion y reflexión,

Obispa Elaine JW Stanovsky
Área episcopal del Noroeste


[i] IHME, an independent global health research center at the University of Washington  | covid.healthdata.org 

Translated and Adapted to Spanish by:
Rev. Cruz Edwin Santos
Director of Hispanic/Latinx Ministry

Respuesta a los incendios forestales en el gran área del noroeste

Respuesta a los incendios forestales en el gran área del noroeste

Amigos en el gran área del noroeste,

Los líderes metodistas unidos de toda nuestra área se han reunido para monitorear y responder a los incendios forestales que asolan nuestra tierra y amenazan a muchas comunidades en Idaho, Oregon y Washington. Personas en muchas áreas han sido evacuadas o se están preparando para ser evacuadas de sus hogares.

Si usted no está en peligro inmediato, puede ser que este experimentando como muchos otros, que ven y prueban estos incendios forestales en cielos llenos de humo y con cada respiración que tomamos.

Las personas de fe quieren hacer el bien frente al peligro, pero debemos trabajar para asegurarnos de que el bien que pretendemos hacer no haga daño accidentalmente. Debido a las evacuaciones masivas que se están emitiendo en todos nuestros estados, y debido a que nuestras iglesias y entornos ministeriales están comprometidos a no hacer daño, hacer el bien y permanecer en el amor de Dios, se ha agregado un apéndice a las pautas de Re-imaginando la vida juntos para nuestras iglesias y entornos ministeriales para guiar nuestra respuestas metodistas unidas a la crisis del incendio forestal.

Mientras buscamos responder a estos incendios forestales, reconozco cuán cansados ​​están todos en este momento por tantas demandas, además del coronavirus, además del desmantelamiento del racismo, además de la escalada del partidismo que está erosionando nuestra capacidad de trabajar juntos por el bien común. Increíbles equipos de respuesta a desastres en el gran área del noroeste actúan como las manos y los pies de Jesús en las comunidades de toda el área y en conjunto con las iglesias locales. Cuando ocurre un desastre, los sobrevivientes a menudo pierden mucho: el techo de sus casas y otras propiedades, medios de vida, incluso sus seres queridos. Estos incendios forestales muestran cuán devastadores pueden ser estos desastres. Sin embargo, este año parece ser que enfrentamos una crisis detrás de la otra.

Y entonces, clamamos a Dios, buscando misericordia. Buscando alivio. Buscando solo un día en el que no sintamos el peligro en nuestras manos y no sentirnos como que el peso del mundo esté sobre cada uno de nuestros hombros.

APENDICE PARA EL DOCUMENTO: RE-IMAGINANDO LA VIDA JUNTOS para el alivio de incendios forestales del noroeste de 2020

Efectivo desde el 11 de septiembre de 2020

Solo para “Wildfire Relief” (Alivio de Incendios Forestales), este apéndice reemplaza la guía de respuesta ante desastres en el documento Re-imaginando.

Todos los ministerios que planean brindar ayuda y apoyo en sus comunidades trabajarán con el superintendente de distrito (iglesias locales) o el director de ministerios conexionales (otros entornos ministeriales) para discutir la necesidad de la comunidad y solicitar la ayuda de autoridades del gobierno local y alguna otra respuesta ante los desastres de agencias (como la Cruz Roja) para el apoyo y ayuda durante este proceso.  Los Superintendentes de Distrito o Directores del Ministerios Conexionales deben aprobar los planes para usar las instalaciones (Edificios) de la iglesia para actividades de apoyo a los incendios forestales.

Únase a mí para orar por la seguridad de nuestros amigos, vecinos y por aquellos que ya han sufrido pérdidas de vidas. Únase a mí para orar por los socorristas y los bomberos forestales que se ponen en peligro para ayudar a otros a buscar refugio, salvar hogares y propiedades. Únase a mí para orar por la creación de Dios, para que podamos atenderla con más cuidado.

Únase a mí, también, en un llamado a la acción a través de nuestras donaciones de recursos financieros. Sabemos que algunas de nuestras comunidades ya han sido afectadas por el fuego y sabemos que hay otras en peligro potencial.

Estoy agradecida al informar que las conferencias del “Pacific Northwest y Oregon-Idaho” han recibido cada una ayuda de emergencia de $ 10,000 del Comité Metodista Unido (UMCOR) para apoyar los esfuerzos de respuesta en nuestras comunidades. Pero esto es solo una gota en el cubo de lo que se necesitará.

Donacion electrónicamente, al Fondo de Desastres de la Conferencia de Oregón-Idaho

También puede donar al Fondo para Desastres de la Conferencia OR-ID (Fondo # 260) a través de su iglesia local o enviando un cheque a nombre de la Oficina Tesoreria de la Conferencia de Oregon-Idaho con el Avance de la Conferencia # 260 en la línea de memo a:

Centro de conferencias anual de Oregon-Idaho
c/o Tesorero de la conferencia
1505 SW 18th Avenue
Portland, Oregón, 97201-2524

Donacion electrónicamente al Fondo de Desastres de la Conferencia PNW

También puede dar el Fondo para Desastres de la Conferencia de PNW (Fondo # 352) a través de su iglesia local o enviando un cheque a nombre de la oficina del Tesorero de la Conferencia de PNW con el  # 352 en la línea de memo a:

Oficina de conferencias del noroeste del Pacífico
c/o Tesorero de la conferencia
PO Box 13650
Des Moines, WA 98198

Finalmente, líderes de la iglesia local, por favor manténgase en contacto con los superintendentes de distrito si su comunidad se ve afectada por un incendio forestal. Hágale saber a su superintendente lo que está sucediendo en su comunidad y lo que su iglesia está haciendo, o se le ha pedido que haga, en respuesta. Su superintendente coordinará con el coordinador de respuesta a desastres de la conferencia para ayudarlo a respaldar su trabajo durante esta crisis.

Manténganse a salvo, mis amigos, y conozcan el amor inquebrantable de Dios cada día.

Obispa Elaine JW Stanovsky
Área episcopal del noroeste

 

Translated and Adapted by/Traducido y Adaptado por: Rev. Cruz Edwin Santos, Director of Hispanic/Latinx Ministry

Discurso episcopal Parte II

Convirtiéndonos en anti-racistas: desmantelando el racismo

Discurso episcopal Parte II (Parte I) | 8 de septiembre de 2020

En fidelidad al modelo de inclusividad de Jesús sobre el amor y la justicia, como obispa del Gran Área del Noroeste de la Iglesia Metodista Unida, estoy comprometida a liderar a los Metodistas Unidos en la Conferencia de Alaska, la Conferencia de Oregón-Idaho y la Conferencia del Noroeste del Pacífico para desmantelar el racismo sistémico en la iglesia y en toda la sociedad como una prioridad misional de largo alcance.

El Pecado Original es tomar lo que no es tuyo.

Después de estudiar las Escrituras y observar cómo las personas abusan de su poder de muchas maneras ingeniosas, he llegado a creer que el pecado original es tomar lo que no es tuyo. Piense en Adán y Eva en el jardín con abundantes alimentos, animales y plantas, proporcionados por un Creador generoso. Buen clima. Buena compañía. Y todo lo que Dios les pide es que no toquen un árbol. Tu puedes tenerlo todo. Disfruta de todo en este jardín, pero no comas la fruta de este árbol. Pero no pudieron resistir la tentación. Tomaron la fruta que no era de ellos y se la comieron.  

Con este pequeño acto, se rompió todo el equilibrio entre el creador y las criaturas humanas.

Tomar lo que no es tuyo no es solo el pecado original, es un pecado impregnado en toda la familia humana. ¿Qué crees que es la violación o el tráfico sexual, es sino una invasión de los derechos sobre el cuerpo, la privacidad y la autonomía de otra persona?

¿Cuál es la negativa a reconocer el autoconocimiento y la identificación de una persona como LGBTQ? ¿El abuso infantil no le roba al niño/a la inocencia, la confianza y la seguridad? ¿Qué es la confiscación y expulsión de los nativos americanos de sus tierras ancestrales y la represión de sus idiomas y culturas, sino una toma de lo que no es tuyo?  El internamiento de japoneses estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Invasiones y ocupaciones armadas. Piense en la separación de los niños/as de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México. Los empleadores que toman cruelmente la salud de los trabajadores al exponerlos a pesticidas, polvo de carbón o COVID-19. Los seres humanos son astutos en la forma en que se niegan unos a otros la plenitud de la vida que Jesús vino a darnos para que la disfrutemos (Juan 10:10).  Lo que pasa con el pecado original es que es difícil renunciar al dulce sabor de la manzana robada.

Hoy quiero hablar con ustedes sobre el pecado original de la esclavitud y su legado perdurable de racismo, especialmente, aunque no exclusivamente, el racismo anti-negro en Estados Unidos.

Una palabra profética para mis hermanos que son victimas del racismo sistémico

Isaías 54

11 ¡Oh, afligido, azotado por la tormenta y no consolado,….
13 Todos tus hijos serán enseñados por el Señor,
    y grande será la prosperidad de tus hijos.
14 En justicia serás establecido;
    estarás lejos de la opresión, y nada tendrás que temer;
    y el terror se apartara de ti, porque no se acercará a ti.
15 Si alguno suscita contiendas,
    no ser de mi parte;
    el que suscita contiendas contigo
    caerá ante ti….
17 Ningún arma que se forme contra ti prosperará,
    y refutarás toda lengua que se levante contra ti en juicio.
    Esta es la herencia de los siervos del Señor
    y su reivindicación de mí, dice el Señor.

Amigos, les hablo primero a ustedes que sufren a manos de los opresores, a ustedes, a quienes no se les ha mostrado dignidad y respeto, ni se les han otorgado los derechos que Dios soplo a cada miembro de la familia humana en la creación.

Me dirijo, en particular, a aquellos que llevan la carga acumulada de siglos – generaciones – de supremacía blanca, y que diariamente sienten la mirada de la desconfianza, la sospecha, la acusación, la exclusión, el odio, el rechazo.

Estoy aprendiendo a escuchar y ver que en Estados Unidos, los sistemas que llamamos iguales, justos y equitativos – igualdad de oportunidades, justicia penal, vivienda justa – tienen injusticias y prejuicios incorporados. Estoy aprendiendo a escuchar y ver que el prejuicio racial implícito, [i] omnipresente entre la gente blanca en Estados Unidos, asegura que la policía blanca, maestros, jueces, oficiales de libertad condicional, congresistas, funcionarios electorales, asistentes de estacionamientos, vecinos y extraños lleven a cabo su trabajo y vidas con sospecha de las personas de color y con una preferencia que no es favor de los pobres y marginados, sino por los blancos. Esto es lo que se llama privilegio blanco.

Estoy aprendiendo a oír y ver que durante más de 500 años, la iglesia cristiana ha concedido a los exploradores europeos permiso para “invadir, buscar, capturar, vencer y someter” a todos los musulmanes, paganos y enemigos de Cristo, “los reinos, los duques”. , principados, dominios, posesiones y todos los bienes muebles e inmuebles que posean para reducir a sus personas a la esclavitud perpetua … y convertirlos para su uso y beneficio ”. [ii]

Estoy aprendiendo cómo en Estados Unidos, la esclavitud de los cuerpos negros no terminó con la abolición de la esclavitud y la emancipación de las personas esclavizadas, sino que la esclavitud continuó a través de la segregación de Jim Crow y la negación del voto a los ciudadanos negros. Cuando las Leyes de Derechos Civiles y Derecho al Voto desmantelaron la segregación de Jim Crow en la década de 1960, no se erradicó el control de los cuerpos y las vidas de los negros, se incrustó en otros lugares: la Guerra contra las Drogas, detención, registro, arrestos desproporcionados, condenas de negros ciudadanos, especialmente hombres, y en la negación de acceso a programas de asistencia pública, y el derecho a votar o servir en un jurado para delincuentes condenados. [iii]

Los teléfonos inteligentes y las redes sociales han abierto una ventana a la opresión racial en Estados Unidos; que había sido negada, ocultada e ignorada durante generaciones.

Recuerdo y vuelvo a decir sus nombres: Trayvon Martin, Walter Scott, Michael Brown, Philando Castile, Freddy Gray, Eric Garner, Tamir Rice, Sandra Bland y muchos más que nunca llegaron a los titulares. Los desesperados últimos suspiros de George Floyd, grabados en video, y la implacable crueldad del oficial de la ley que le quitó la vida cuentan una historia innegable.  Ocho minutos y 46 segundos; cuando la rodilla del oficial presionó el cuello de George Floyd contra el pavimento, hubo mucho tiempo para que el oficial se detuviera, pensara y reevaluara la situación. Era tiempo suficiente para reconocer que el Sr. Floyd no era una amenaza para él, para reconocer que la presunta ofensa era una insignificancia comparada con la sentencia de muerte que el oficial ejecutó – mucho tiempo para escuchar la voz de Dios, y las voces de los transeúntes gritando: ” ¡DETENENTE! Este es mi hijo amado. Lo estás matando “. Y Ahmaud Arbery, perseguido por hombres que tenían un plan, lo acecharon y lo mataron. Rayshard Brooks, asesinado a tiros por la policía en un drive-thru de Wendy’s. Breonna Taylor, en su propia casa durmiendo. Jacob Blake, siete disparos por la espalda. Su disparo fue seguido unos días después por un justiciero blanco, armado con un arma semiautomática, que disparó y mató a dos manifestantes e hirió a un tercero. Que regresó a casa sin haber sido confrontado ni interrogado por la policía.

Una palabra profética para mis hermanos blancos

Isaías 55

6 Busquen al Señor mientras pueda ser hallado,
    llámalo mientras está cerca;
7 Dejen los impíos su camino,
    y los injustos sus pensamientos;
    que se vuelvan al Señor, para que él tenga misericordia de ellos,
    y a nuestro Dios, el cual será amplio en perdonar.
8 Porque mis pensamientos no son los tuyos,
    ni tus caminos son los míos, dice el Señor.
9 Porque así como los cielos son más altos que la tierra,
    así son mis caminos más altos que los tuyos
    y mis pensamientos que los tuyos.

Dios miró al pueblo escogido de Dios y vio su pecado. Lo nombró y los llamó a rendir cuentas. Mientras leo este pasaje, escucho la voz de Dios hablando a los estadounidenses de la cultura dominante y a mí en esta temporada de levantamiento contra el racismo, diciendo: “Mis pensamientos no son tus pensamientos. Mis caminos no son los tuyos “.

Lo torcido se enderezará y los caminos ásperos se allanaran (Lucas 3: 5). Deja el camino torcido que has recorrido todos estos años. Esto es una carga severa. Es difícil mirar hacia atrás a su vida, a las enseñanzas de su familia, escuela, iglesia y decir: “Espera un minuto. Quizás nos hemos equivocado en esto. Quizás necesitemos mirar de nuevo, pensar de nuevo, escuchar de nuevo. Tal vez la forma en que se ha ordenado nuestro mundo, todas las cosas que damos por sentado no están bien.

Estoy aprendiendo a escuchar y ver que los estándares, normas y hábitos que me enseñaron a valorar no son universalmente compartidos por todas las personas de todas las culturas.  Lentamente, estoy aprendiendo que como líder, si simplemente, inconscientemente, dirijo de acuerdo con las normas culturales que son naturales para mí, inadvertidamente, inconscientemente perpetuaré formas de trabajar y relacionarme que no funcionan para muchos de sus miembros. Y continúo prácticas que silencian los dones, las percepciones y la sabiduría de personas criadas en diferentes contextos culturales. Estoy aprendiendo a reconocer que los blancos y los negros no comparten las mismas experiencias de vida o la misma memoria generacional e interpretación de la historia. Estas diferencias significan que vemos las formas del mundo que compartimos de manera muy diferente. Y cuando escucho a alguien decir algo desde una perspectiva diferente que no tiene sentido para mí y es contrario a cómo siempre lo he pensado, tal vez quiera decir, “¡eso es ridículo!” “Estás loco.” “Déjame mostrarte en qué estás equivocado”. “El mundo simplemente no funciona de esa manera, ¡no puede funcionar de esa manera!” “Déjame enseñarte de la manera correcta”.

Ve, hasta que aprenda a tener oídos para oír, no puedo ver más allá de mi propia perspectiva cultural. Esto es lo que se llama normatividad cultural. [iv]

Un momento revelador

Una noche, tarde, me encontré viajando en un automóvil que le habían pedido prestado a un amigo nativo americano, que se lo había pedido prestado a un pariente.  El conductor era un colega negro con una mujer blanca rubia en el asiento del pasajero. Me senté con un joven filipino y un joven hispano gay en la parte de atrás. En una carretera rural oscura y remota de Oklahoma, nos detuvieron por una luz de la parte de atrás del carro que estaba rota. Ninguno de nosotros era de Oklahoma. Ni siquiera dos de nosotros éramos del mismo estado. No sabíamos el nombre de la persona de la cual estaba registrado el automóvil. En ese momento, experimenté algo de lo que no sabía nada: conducir cuando eres negro. Nuestro entrenamiento de conducción repentinamente serio y atento se puso en marcha:

  • Sea callado y respetuoso
  • Nadie habla excepto yo
  • No actúes. Nada de bromas
  • Sin movimientos rápidos

No pasó nada malo esa noche, pero era fácil ver cómo podría haber sucedido, si el registro del automóvil o la licencia de conducir habían expirado, si había una multa de estacionamiento sin pagar o no había varios clérigos en el automóvil. Supongamos que nuestro conductor hubiera estado solo en el coche. Supongamos que el oficial hubiera estado de mal humor. ¿Quién hubiera sabido y dicho la verdad? Nunca dudaré del peligro real y el miedo de conducir mientras eres de la raza negra.

Sin los videos, las inaceptables acciones policiales que presenciamos en ciudades de todo Estados Unidos nunca hubieran visto la luz del día. Se habría tejido una historia que “justificaba” acciones policiales injustificables:

  • el sospechoso estaba amenazando
  • la policía actuó en defensa propia o pensó que había un arma
  • la evidencia se pierde, se manipula o se suprime
  • los testigos no son creíbles
  • o simplemente no se presentan a testificar

Debido a que los teléfonos inteligentes se han convertido en algo común, las personas pueden arrojar luz sobre un patrón de abuso de poder que no se ha reconocido ni abordado durante demasiado tiempo. El racismo endémico y sistémico ahora se enfrenta a los estadounidenses blancos que han podido fingir que no existía o que lo han tratado de explicar.

Este año, en esta temporada, mientras vemos protestas que continúan después de cuatro meses, cada uno de nosotros tiene que decidir si prestar atención a la evidencia y reevaluar si el racismo está vivo y coleando en nuestro mundo, o si continuaremos engañándonos al negar la evidencia.

¿Continuaremos minimizando el papel del racismo en los eventos que vemos y adoptaremos teorías de conspiración que nos protegen de tener que enfrentar un pecado duro y profundo en nuestra sociedad?

Por eso les hablo de esto hoy. Estados Unidos se ha roto desde que se podía ganar dinero secuestrando, encarcelando, enviando como cargamento a través del océano y literalmente entregando desde África cuerpos negros al nuevo mundo, llevando africanos, para venderlos a los que los esclavizaban para que construyeran la nación más rica del mundo a sus espaldas. Y todos estos años después, las profundas heridas causadas por ese pecado original no han sanado.

Pero hoy tenemos la oportunidad, en esta generación, de aprender a escuchar y ver lo que no hemos querido admitir: que nuestra nación no es justa, los derechos no son iguales y los sistemas no son justos. Y tenemos la oportunidad de caminar con Jesús por un camino recto que podría conducir a una comunidad justa, equitativa y amada.

¡Quiero ser parte de ese proyecto! ¿tu no?

Y sin embargo, incluso cuando digo que quiero ser parte del proyecto de desmantelar el racismo en el Gran Noroeste, en la Iglesia Metodista Unida, en la familia humana, puedo sentir un poco de miedo en mí. Tendré que renunciar a algo por la justicia. La justicia no me habría dado todas las ventajas de las que disfruto. La justicia de Dios enaltecerá a los humildes y humillará al resto de nosotros (Lucas 1: 52).

¿Qué pasa si yo, si nosotros, nos aventuramos fuera de los valores, creencias y formas de vida que he pasado toda mi vida aprendiendo?

¿Qué pasa si no podemos encontrar un camino a seguir? ¿Y si es un desierto y no una tierra prometida? Bueno, amigos, ya estamos en el desierto, ¿no crees? ¿Tenían razón los israelitas al dejar la esclavitud en Egipto en busca de algo mejor?

¿Y sabes lo que Dios nos dice a nosotros mismos que estamos temerosos? No le tengas miedo a la naturaleza. Has estado ahí antes. Hay una forma mejor que como están las cosas ahora. Te mostraré el camino. Da un paso hacia el camino de la relación correcta.

No temáis. El amor perfecto echa fuera el miedo.

Los miembros de su gabinete y yo estamos dando un paso adelante en el amor, y espero que los Metodistas Unidos de Alaska, Iritis Columbia, Idaho, Oregon y Washington se unan a nosotros en una caminata del miedo al amor.

Desmantelando el racismo y creando una comunidad amada

Filipenses 2:1, 3-5

Si, entonces, hay algún aliento en Cristo, algún consuelo del amor, alguna participación en el Espíritu, alguna compasión y simpatía…. No hagáis nada por egoísmo o engreimiento, sino consideraos con humildad a los demás como mejores que vosotros. Que cada uno de ustedes no mire por sus propios intereses, sino por los intereses de los demás. Sea en ti la misma mente que estaba en Cristo Jesús …

Cuando la Primera Iglesia Metodista Unida de Boise, conocida como la Catedral Rocosa, fue construida y dedicada en 1960, incluía un vitral con la imagen de Robert E. Lee junto a George Washington y Abraham Lincoln. Robert E. Lee fue el general de la Guerra Civil que lideró la lucha para proteger y preservar el derecho legal de esclavizar a las personas en los Estados Unidos. En los últimos años, los ataques letales contra los estadounidenses negros atrajeron una renovada atención hacia esto y se plantearon la cuestión de si era apropiado elevar a Robert E. Lee a la compañía de Washington y Lincoln.

Después de la cruel muerte de George Floyd, cuando la exhibición pública de monumentos de la Guerra Civil y banderas confederadas fue desafiada en todo el país, las críticas a la ventana de la primera Iglesia de Boise estallaron en las redes sociales. Los líderes de la iglesia decidieron que se debería remover la ventana. En julio, Clint y yo manejamos a Boise, Idaho, para participar en una pequeña reunión socialmente distanciada para un acto de desconsagración,  de esta ventana mientras los trabajadores la retiraban permanentemente. [v]

En este acto de desconsagración, hice un llamado a los Metodistas Unidos en el gran área del noroeste para entrar en una temporada de autoexamen, confesión, arrepentimiento y limpieza de la casa en nuestras iglesias.

Un llamado a desmantelar el racismo

En el Gran Noroeste, reconocemos y luchamos por la “inclusión” como una de las tres prácticas de una iglesia vital y saludable. Mientras dirijo a la iglesia en su misión de ayudar a las personas a convertirse en discípulos de Jesucristo para la transformación del mundo, hago un llamado al clero Metodista Unido y a los laicos del Gran Noroeste para promover una mayor equidad e inclusión cultural y racial en nuestras comunidades de fe. Llamo a todos los pastores y miembros laicos de las Conferencias Anuales para que dirijan a sus iglesias a:

  1. Conozca la historia y la realidad actual del racismo, la lucha contra la negritud, la exclusión de los nativos americanos, las actitudes antiinmigrantes, el prejuicio racial implícito y la supremacía blanca.
  2. Examine las imágenes visuales presentes en los espacios e instalaciones de culto, los boletines informativos, en busca de imágenes que sean culturalmente tendenciosas o excluyentes.
  3. Reflexione sobre las tradiciones, la toma de decisiones y los estilos de comunicación que asumen y privilegian la cultura y los valores euro-céntricos.
  4. Examine los valores y las personas priorizadas en los presupuestos y actividades de la iglesia.
  5. De palabra y de hecho, aprecie y honre intencionalmente la bondad dada por Dios a una familia humana diversa.
  6. Dar la bienvenida intencionalmente a la amplia diversidad de los hijos de Dios en una voz, un liderazgo pleno y auténtico en nuestras iglesias.
  7. Iniciar y formar asociaciones con grupos de la comunidad que ahora no están presentes en cada congregación.

Durante las conferencias de cargo de este otoño e invierno, los superintendentes de distrito trabajarán con las congregaciones para comenzar a enfrentar estos desafíos.  Dios nos ha abierto una puerta para que escuchemos, crezcamos y honremos a las personas que traen variadas experiencias de vida en América. Dios nos está guiando en este trabajo, para sanarnos y ayudar a nuestras iglesias a profundizar su discipulado, ampliar su compromiso con las personas racialmente diversas en sus comunidades y convertirse en lugares donde el amor inclusivo de Jesucristo será evidente para las personas de todas las razas y  que están en diferentes caminos de la vida.

Podemos hacer esto. Dios está en esta obra. Jesús abre el camino. El Espíritu Santo está con nosotros para animarnos. Debemos hacerlo.

Obispa Elaine JW Stanovsky
Área Episcopal del Gran Noroeste


[i] https://www.scientificamerican.com/article/how-to-think-about-implicit-bias/

[ii] “The Bull Romanus Pontifex, English translation:  www.doctrineofdisovery.org/dum-diversas/, cited in Mark Charles and Soong-Chan Rah, Unsettling Truths:  The Ongoing, Dehumanizing Legacy of the Doctrine of Discovery, (Downers Grove, Illinois, Intervarsity Press, 2019 page 15.

[iii] Michelle Alexander, The New Jim Crow:  Mass Incarceration in the Age of Colorblindness, (New York, The New Press, 2010.

[iv] https://thewitnessbcc.com/denominational-diversity-cultural-normativity/

[v] https://www.umoi.org/newsdetail/boise-idaho-church-deconsecrates-and-removes-stained-glass-window-depicting-confederate-general-robert-e-lee-as-it-repents-of-racism-14145799


Translated and adapted by: Rev. Cruz Edwin Santos, Director of Hispanic/Latinx Ministries Office of Connectional Ministries Pacific Northwest Conference

Mensaje Episcopal Parte I y aviso número 8 sobre COVID-19.

El discurso de la obispa Stanovsky para las Conferencias Anuales virtuales de septiembre de 2020 se publicará por escrito en tres partes antes de las sesiones programadas para el 15, 16 y 17 de septiembre.  Hoy recibes la Parte 1, que también es el aviso número 8  sobre COVID-19. En las próximas semanas recibirán la Parte 2: Desmantelando el Racismo y la Parte 3: Re-imaginando el Metodismo Unido: Alaska, el gran área del Noroeste, la Jurisdicción del Oeste y La Iglesia Metodista Unida. La obispa ofrecerá una descripción general en línea durante las sesiones de la conferencia anual.  Envíe sus comentarios o preguntas a bishop@greaternw.org  escribiendo en el encabezamiento: “Dirección episcopal”.

Continue reading

Aviso #7, de parte de nuestra Obispo en relación con el COVID-19, 16 de Junio de 2020

Estimados líderes pastorales del Gran Área Noroeste de la IMU, 

Ha sido una bendición ver a las iglesias del Gran Noroeste responder al COVID-19 con gran precaución, compasión y creatividad. No ha sido fácil suspender la adoración en persona durante tres meses, pero has estado a la altura de las circunstancias y has ejercido una gran precaución por la salud y el bienestar de tus vecinos. Muchos de ustedes han desarrollado la capacidad de ofrecer adoración en línea. Otros envían boletines impresos y sermones cada semana. Has encontrado formas de ofrecer compasión distribuyendo tarjetas de regalo, haciendo máscaras faciales, ofreciendo cajas de comida, celebraciones de cumpleaños y ceremonias de graduaciones en autos. Su creatividad ha dado lugar a círculos de oración, grupos de estudio y reuniones de niños virtuales. Has dirigido con abundante gracia a través de un tiempo muy difícil y limitado. 

Aún así, no es posible reunirse para la adoración en línea en todos los lugares donde se encuentran nuestras iglesias. Y no es posible organizar campamentos de verano de forma segura. Es desgarrador no poder sostener la mano de un ser querido moribundo o reunirse y honrar a los que han fallecido en un servicio memorial. 

Como su obispo, he luchado toda la semana pasada en saber cuál es la mejor manera de dirigir, atender las necesidades de tantas iglesias y comunidades a las que ustedes sirven, enfrentando circunstancias tan variadas. La “curva” de los nuevos casos de COVID-19 se ha incrementado desde que las restricciones fueron flexibilizadas en relación con la interacción social en la mayoría de los estados en el mes de mayo y después del fin de semana del “Memorial Day”. Se desconocen los impactos que tendrán las grandes protestas públicas por la justicia racial desde la muerte de George Floyd el 25 de mayo. Los profesionales de la salud están muy preocupados de que podamos estar viendo el comienzo de otro pico que podría amenazar con colapsar a los sistemas de atención médica. 

A pesar de las serias reservas, efectivo de inmediato, estoy flexibilizando las restricciones sobre el culto en persona y el cierre de edificios que permiten la transición de la Fase 1 a la Fase 2 de “Re-imaginando nuestra vida juntos”. Esto significa que SI …

  1. los planes de reapertura de una iglesia han sido aprobados por su superintendente de distrito (o, en el caso de otro entorno ministerial, por su director de ministerios conexiónales), y
  2. el plan es consistente con la guía de salud pública local y estatal,

ENTONCES … la iglesia puede implementar su plan para entrar en la Fase 2.

Además, en respuesta a las solicitudes de aclaración, las siguientes enmiendas e interpretaciones están vigentes durante las Fases 1 y 2:

  1. Para la protección contra COVID-19, se recomienda que los adultos vulnerables y las personas con condiciones de salud previas no se reúnan con otros en las instalaciones de la iglesia o para actividades de la iglesia. Sin embargo, respetando el derecho de los adultos a elegir el nivel de riesgo que aceptarán, ningún adulto puede ser excluido de las actividades de la iglesia debido a su edad o condiciones de salud que pueden hacerlos vulnerables a la enfermedad. Las iglesias deben tener un proceso establecido para que las personas sean conscientes de que ingresar al edificio y participar en las funciones de la iglesia puede exponerlos al COVID-19. Una vez conscientes, no deben excluirse únicamente por su protección.
  2. Las personas pueden ser excluidas de ingresar a las instalaciones de la iglesia o participar en actividades de la iglesia si hay razones para sospechar que pueden estar infectadas con el virus y estarían poniendo en riesgo a otros por su presencia, o si se niegan a cumplir con los protocolos de higiene y distanciamiento especificados en el plan de re-apertura de la iglesia. El distanciamiento social y el uso de una cubierta facial no son protección suficiente para permitir la participación de una persona que haya dado positivo, haya estado expuesta o muestre síntomas del virus.
  3. Estas pautas no pretenden evitar que se ofrezcan servicios esenciales en el edificio de la Iglesia con la condición de que se observen los protocolos de distanciamiento e higiene.     

Siguiendo caso por caso, los superintendentes de distrito pueden aprobar los planes de la iglesia local para la Fase 2 que incluyen lo siguiente:

  1. Adoración desde los automóviles, sin acceso al edificio de la iglesia.
  2. Adoración al aire libre, sin acceso al edificio de la iglesia.
  3. Grabaciones musicales individuales para la adoración en línea, incluyendo canto e instrumentos de viento, en el santuario de la iglesia siguiendo las medidas de precaución.

A medida que las congregaciones vuelven a imaginar la vida en común juntos y consideran cómo y cuándo reabrir, cada congregación todo líder metodista unido debe considerar las tendencias alarmantes y el grave daño potencial de abrir demasiado pronto o sin una preparación adecuada. Mientras reflexiona con otros líderes de su iglesia, tome una visión amplia y de largo alcance del impacto de sus decisiones y acciones.

La investigación en ciencias sociales y ciencias de la salud es motivo para tener precaución.  Veintiún estados, incluyendo los estados de Alaska, Oregón y Washington en el Gran Área Noroeste, están experimentando un aumento en los casos desde la apertura y como consecuencia de la socialización durante el fin de semana del “Memorial Day”.  Aún se desconoce el impacto que las grandes protestas públicas por la justicia racial van a tener en la propagación del virus.  

Las prácticas de prueba y el rastreo de los casos son inconsistentes en nuestra área e insuficientes en algunas áreas. La capacidad de atención médica esta distribuida de manera desigual en toda el área y está en peligro de verse abrumada si COVID-19 vuelve a resurgir. 

Las personas que prestan servicios esenciales, las personas de color y las personas pobres son desproporcionadamente vulnerables a contraer la enfermedad, de tener una atención médica no adecuada y a tensiones económicas que esto provoca. Las decisiones de aceptar los riesgos que conlleva la reapertura con la esperanza de cosechar los beneficios de una mayor libertad individual, interacción social y recuperación económica tienen el efecto de privilegiar a los mas privilegiados y hacer que los mas vulnerables sean los mas perjudicados.

Las expresiones de urgencia para reabrir provienen de varios motivos. Algunos están preocupados por el presupuesto de la iglesia.  Algunos están preocupados por la economía. Algunos sobre la pérdida de miembros por una iglesia vecina que ha abierto para la adoración. Todos reconocen la necesidad emocional, mental y espiritual de la interacción humana, y lo ven como la misión de la Iglesia de reunir personas para apoyo, oración, aliento y consuelo. Algunos escuchan el llamado al testimonio profético, la acción en la Iglesia, y sienten que este momento de la historia nos obliga a reunirnos, organizarnos y salir a las calles para abogar por la justicia y la misericordia racial.  Los cristianos enfrentamos dilemas morales bien extraordinarios en este tiempo tan complejo.

La salud física y la salud económica son intereses mutuamente dependientes.  La salud no es simplemente un valor progresivo.  La estabilidad económica no es simplemente un valor conservador. Si la pandemia continúa extendiéndose, la economía no se recuperará.  Si ponemos en marcha la economía alentando a las empresas a abrir y a las personas a regresar al trabajo antes de que sea seguro, esto aumentará el número de casos de muertes, y nuevamente la economía sufrirá.   

Ninguna iglesia debería alinearse simplemente con un lado u otro de la actual división política en Estados Unidos. Los cristianos deberían estar dispuestos a ser capaces de sacrificarse ahora por tener un resultado a largo plazo que beneficiara a toda la familia humana.  No solo mi familia, mi congregación, mi ciudad, mi condado, mi estado, las personas que se ven, piensan o votan como yo. Amar al prójimo como a uno mismo significa, actuar ahora de una manera que intentamos dirigirnos a la meta de una espiritualidad completa y proclamamos la sanidad de la casa de Dios.

Algunos de ustedes se preguntan acerca de la adoración al aire libre con cubiertas faciales y distanciamiento social. ¿Qué dilemas morales podría presentar la adoración al aire libre?  ¿Cómo evalúa la bendición de reunirse como comunidad de fe contra el posible daño de la exposición a la enfermedad? ¿Qué motiva el deseo urgente de reunirse nuevamente? ¿Es para atender las necesidades de las personas en la iglesia? ¿También sirve al público en general?  ¿Qué mensaje se envía si la gente ve la iglesia reunida al aire libre? ¿Tal reunión alentaría a las personas a continuar limitando sus interacciones sociales, o podría dar la impresión de que el peligro ya pasó?

“Re-imaginar la vida juntos” alienta a cada congregación a dejar a un lado algunas costumbres y tradiciones que han servido durante una temporada, y a descubrir y experimentar nuevas y diferentes formas de vida congregacional. El impulso urgente de reunirse nuevamente, darse la mano, abrazarse, cantar juntos, partir el pan juntos en la mesa de la comunión o en la mesa de la comida, surge de un anhelo de volver a los hábitos que nos hacen sentir cómodos, pero quizás a costa de la seguridad de otros. ¿Podríamos pensar en COVID-19 como una temporada de estar en “ayuno” de formas y hábitos familiares de la iglesia? ¿Podría ser este el momento en el que revisamos los “armarios” de nuestra iglesia para ver qué sigue encajando o trabajando, qué se ve bien y qué está desactualizado, en mal estado o simplemente ya no encaja? 

Sé que liderar una congregación es un desafío durante un momento de tales amenazas a la salud y la interrupción de las rutinas normales. Sé que hacer las adaptaciones necesarias para llevar a cabo las funciones básicas del ministerio es estresante y requiere aprender formas completamente nuevas de relacionarse. 

Mis primeros videos de “selfies” en la temporada de COVID-19 fueron grabados en mi teléfono, sostenido en un estante por hilo y una banda elástica. Con paciencia y buen humor (tienes que reírte o seguramente llorarás) he aprendido relajadamente, y dejo que lo que soy capaz de producir sea lo suficientemente bueno . 

Recuerdo las supuestas últimas palabras de John Wesley: “ 

“Lo mejor de todo es que Dios está con nosotros” en la risa, la frustración, las lágrimas y los preciosos momentos de santidad. 

Oro para que puedan tener el poder de comprender, junto con todos los santos, cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo; en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento, para que sean llenos de la plenitud de Dios.

Efesios 3:18-19

Obispa Elaine JW Stanovsky
Area Episcopal del Gran Noroeste


Translated and adapted by Rev. Cruz Edwin Santos, Director of Hispanic /Latinx Ministries

Traducido y adaptado por el Rev. Cruz Edwin Santos, Director de Ministerios Hispanos/Latin@s


COVID-19 Statistical Reports

Aviso #6, de parte de nuestra Obispa en relación con el COVID-19, 13 de mayo del 2020

Aviso #6, de parte de nuestra Obispa en relación con el COVID-19, 13 de mayo del 2020

EXTENSION DE SUSPENSIÓN DE ADORACIÓN Y CIERRE DE EDIFICIOS HASTA JUNIO 15, 2020

Como obispa del Área del Gran Noroeste de la Iglesia Metodista Unida, estoy extendiendo la suspensión del culto en persona en nuestras Iglesias y otros ministerios, y el cierre de las facilidades de la iglesia y servicios esenciales en las conferencias de Alaska, Oregón, Idaho y el Pacífico Noroeste hasta el 15 de junio de 2020. En este principio del proceso de reapertura por fases, los datos sobre la propagación del virus son inconsistentes e inconclusos. Esta fecha permite dos períodos más de 14 días durante los cuales podremos evaluar si los casos de COVID-19 están disminuyendo o aumentando. Nuestras iglesias estarán a la vanguardia de la protección de la salud pública, pero no estarán a la vanguardia de la reapertura a riesgo de aumentar la exposición, las infecciones y las muertes.

¿Qué hemos aprendido hasta ahora de la pandemia?

COVID-19 es oportunista. Busca oportunidades para saltar especies, para propagarse de una persona a otra.

Algunos entornos proporcionan excelentes condiciones para que el virus se propague. Piense en cruceros, prisiones, campamentos de trabajo para migrantes, hogares de ancianos, un portaaviones, refugios para personas sin hogar, subterráneos, plantas empacadoras de carne. Estos fueron algunos de los lugares de reproducción de esta enfermedad mortal. Y algunos de los primeros puntos críticos para la propagación de la enfermedad fueron las reuniones de adoración de comunidades religiosas.

El comportamiento humano puede reducir las posibilidades de propagación de este virus. En muchos lugares, la cooperación pública con directrices gubernamentales extremas han “aplanado la curva”, reduciendo la tasa de nuevas infecciones por COVID-19, las muertes, la necesidad de mayor equipo y suministros de emergencias.
Estas son buenas noticias.

Al mismo tiempo, el comportamiento humano también puede crear nuevas oportunidades para este virus mortal. A muchos expertos en enfermedades infecciosas les preocupa que pueda ser demasiado pronto para relajar las restricciones a la reunión social, las disciplinas de distanciamiento social, lavado de manos y uso de máscaras faciales en público. Anticipan que a medida que las personas comiencen a interactuar en grupos nuevamente, en contacto cercano entre sí y en espacios cerrados, la propagación del virus puede aumentar nuevamente. A medida que las personas vuelven a sus prácticas normales, advierten estos profesionales de la salud, que no podemos estar seguros de que el virus no resurja nuevamente.

Cómo se ve el amor cristiano en una pandemia

En esto hemos conocido el amor, en que él (Jesús)puso su vida por nosotros; también
nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.
1 Juan 3:16

Los seguidores de Jesús tienen un alto llamado a no hacer daño, a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, y un deber sacrificial de vivir el uno para el otro.

Es un acto de supremacía del amor considerar el bienestar de los demás igual que el nuestro y vivir por el bien de los demás, incluso prefiriendo esto ante nuestro propio bien. Aprendimos este de Jesús, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz,” (Hebreos 12:2b). Podemos aceptar este alto llamado, porque Jesús nos precedió, viviendo una vida de amor que se entrega, incluso a costa de su vida. En la resurrección de Jesús de entre los muertos, Dios nos revela más allá de toda sombra de duda que la vida dada a otros en amor nunca muere.

En esta crisis de salud, como en la mayoría de las crisis de cualquier tipo, las personas más vulnerables a la enfermedad son las personas que ya viven al margen de la sociedad con recursos limitados, personales, financieros y sociales, o que viven con desafíos físicos, mentales o emocionales. En particular, sabemos que las personas de color, especialmente los afroamericanos y las personas hispanas / latinas, corren un riesgo desproporcionado de contraer y morir por el virus.

La única forma en que puedo entender mi llamado cristiano frente a este virus poderoso y sigiloso (silencioso) es hacer lo que yo pueda para evitar que se propague, especialmente a aquellos que están en mayor riesgo. Y el costo para mí es pequeño, realmente:

  • quédarme en casa
  • lavar mis manos
  • cubrir mi nariz y boca
  • no doy la mano para saludar
  • dar lo que pueda para aliviar el sufrimiento de los demás
  • pido a las personas e iglesias que cuiden, que tomen precauciones razonables para evitar que alguien se enferme en un evento de la iglesia o en una de nuestras instalaciones de la iglesia.

Espero y oro para que busque en sus propios corazones y se pregunte: ¿Qué haría Jesús? Y asuma estos pequeños sacrificios por la salud de toda la comunidad, toda la familia humana.

‘Haría cualquier cosa por un cambio’

Una historia que nos advierte acerca de reunirse demasiado pronto para la adoración proviene de “Living Spirit United Church en Calgary”, Alberta, Canadá.

Haga clic aquí para leer

Mientras ejercen precaución, las iglesias deben prepararse para reabrir

Muchas personas están ansiosas por regresar a los edificios de nuestra iglesia y a los patrones de adoración, discipulado y servicio que conocemos y amamos. Mientras esperamos la nueva apertura de nuestras iglesias, podemos prepararnos ahora.
La apertura de iglesias, como la apertura de nuestras comunidades será con precaución y gradual. Pronto, proporcionaremos un resumen de las fases que esperamos que sigan para reabrir sus congregaciones. No hay una línea de tiempo definido, ya que no podemos saber ahora cómo progresará la enfermedad.

Cada iglesia debe ser tan disciplinada y compasiva acerca de la reapertura como lo ha sido durante la adaptación de estar cerrada. Debes pensar tan cuidadosamente sobre tus vecinos y las necesidades de las personas fuera de la iglesia como lo haces también sobre nosotros mismos. El amor nunca termina.

A fines de la próxima semana, se compartirán descripciones detalladas de lo que se requiere y lo que se permite para cada fase. Cada iglesia desarrollará un plan para reabrir que se ajuste a las fases descritas. Deberá compartir su plan de reapertura con el superintendente de su distrito para que su iglesia pase de una fase a la siguiente. Por ahora, puede comenzar a pensar en quién debería ser parte del grupo de planificación, ¿qué desafíos especiales para el distanciamiento social presenta su edificio de la iglesia y qué grupos usan el edificio de la iglesia para el que necesita planificar? Deberá comenzar su reunión de planificación por medios electrónicos.

¿Qué funciona para todos? ¿Zoom? ¿Correo electrónico grupal? ¿Llamadas telefónicas de conferencia? Facetime? Puede comenzar temprano para establecer los medios por los cuales se reunirán y trabajarán juntos.

La reapertura no debería ser un ejercicio para volver a ser las cosas como solían hacerlas. Esto debe planificarse y llevarse a cabo como un proceso creativo e intencional. Al igual que con cualquier dislocación, esta pandemia presenta a cada iglesia la oportunidad de evaluar cómo estaban las cosas, y tomar decisiones sobre a qué practicas podemos regresar o qué dejar atrás.

Fuerza para la larga carrera

Te envié mi primer mensaje sobre COVID-19 el 5 de marzo. Entonces no sabía que necesitaría numerar estos mensajes. Diez semanas después, este es el Aviso # 6 de COVID-19. El comienzo de una crisis llega con un torrente de ansiedad y energía. Todos abandonamos lo que estábamos haciendo y dirigimos la atención al presente, apremiando la necesidad del momento. Después de estas largas semanas con todos los ajustes de escuelas canceladas, el trabajo desde el hogar, los edificios cerrados, la adoración en persona suspendida, ninguna visita al hospital, todo nos ha pasado factura.

Estoy agradecida con cada uno de ustedes que se ha enfrentado al desafío y, al mismo tiempo, estoy consciente de que todos sentimos la tensión a veces e incluso podemos colapsar bajo la carga. Ya no es una practica (Fogueo). Nosotros/as estamos en un maratón. Necesitamos establecer un ritmo que podamos mantener.
Necesitamos hacer tiempo para pagar las facturas, lavar la ropa y limpiar los pisos, cortarnos las uñas de los pies.

Eres preciosa/o a la vista de tu Creador. Respira el aliento de la vida. Exhala el cansancio del momento.

Dios limpiará cada lágrima de sus ojos.
La muerte ya no existirá;
el luto, el llanto y el dolor ya no existirán
porque las primeras cosas han pasado …
Mira, estoy haciendo todas las cosas nuevas …
Al sediento le daré agua como regalo del manantial del agua de la vida.
Adaptado de Apocalipsis 21

Obispa Elaine JW Stanovsky

Aviso #5, de parte de nuestra Obispa en relación con el COVID-19, 24 de abril de 2020

Clero Metodista Unido y Laicos del Gran Noroeste,

“Gracias a la entrañable misericordia de nuestro Dios. Así nos visitará desde el cielo el sol naciente para dar luz a los que viven en tinieblas, en la más terrible oscuridad, para guiar nuestros pasos por la senda de la paz. Lucas 1:78-79

EXTENSION DE SUSPENSIÓN DE ADORACIÓN Y CIERRE DE EDIFICIOS
Como obispa del Área del Gran Noroeste de la Iglesia Metodista Unida, estoy extendiendo la suspensión del culto en persona en nuestras Iglesias y otros ministerios, y el cierre de las facilidades de la iglesia y servicios esenciales en las conferencias de Alaska, Oregón, Idaho y el Pacífico Noroeste hasta el 30 de mayo de 2020, o hasta cuando al menos el gobierno estatal y los funcionarios de salud levanten las restricciones basadas en sus criterios publicados para la reapertura. Esta fecha puede reconsiderarse a medida que cambian las circunstancias.

¿Cómo llegué a esta decisión y qué significa?

24 DE MARZO: Suspensión del culto en persona y cierre de edificios.

El 24 de marzo ordené que el culto en persona y otras reuniones se pospusieran en las Iglesias Metodistas Unidas y otros ministerios hasta el 30 de abril de 2020.

Al mismo tiempo, ordené que se cerraran todas las instalaciones de la Iglesia, excepto los servicios esenciales. Estas acciones se tomaron para proteger la salud de las personas vulnerables, para frenar la propagación de la enfermedad y para evitar que los sistemas de atención médica colapsaran debido al aumento repentino de casos que necesitarían camas y equipos de hospital.

¡Ayudaste a mantener a la gente SALUDABLE!

¡Lo hiciste! Hiciste ajustes y encontraste maneras de ser iglesia sin reunirte para adorar. Tus acciones y el cumplimiento por parte de la población general de las órdenes de los gobernadores parecen haber frenado la propagación, aplanado la curva de la crisis y evitado una crisis en nuestros sistemas de atención médica.

Doy gracias a Dios por las increíbles formas en que has contribuido a estos resultados. Al mismo tiempo, sufrimos por las personas que contrajeron COVID-19, algunas de las cuales fueron hospitalizadas e incluso murieron. Y seguimos manteniendo en nuestros corazones y oraciones a todos los que están en riesgo de contraer esta enfermedad por que prestan servicios esenciales, o tienen condiciones de salud comprometedoras, o quienes, debido a las desigualdades sistémicas en nuestra sociedad, viven con poca o ninguna red de seguridad social.

PASCUA DE RESURECCION: Celebraste la resurrección en la sombra de la muerte. ¡Aleluya!

Encontraste formas de superar todo tipo de obstáculos para celebrar la Pascua. Ustedes clérigos y líderes laicos han demostrado un espíritu aventurero, ya que aprendieron a cuidarse unos a otros, a rendir culto y apoyar a las personas vulnerables en sus vecindarios, mientras mantenían la distancia física y suspendían todas las reuniones. Cristo el Señor resucitó esta Pascua, con gritos de Hosanna!, con oraciones por fortaleza y sanidad, y con actos de generosidad. Muy bien hecho, amados y fieles servidores.

MAYO 1

Ahora nos estamos acercando al final de las instrucciones que les di el 24 de marzo y muchos de ustedes están ansiosos por saber si las restricciones se levantarán o se extenderán. Estoy monitoreando muy de cerca toda la orientación y dirección para así poder levantar las restricciones en cada uno de nuestros cuatro estados del Gran Noroeste, así como también revisando los informes diarios de nuevos casos, muertes y la capacidad del sistema de salud. Como saben, la enfermedad se ha desarrollado a diferentes velocidades en toda el área. Y los climas culturales y políticos en nuestra región son variados, lo que lleva a diferentes evaluaciones de los riesgos involucrados. Me encuentro liderando en medio de la continua incertidumbre y controversia sobre cual es el mejor curso de acción. Tres prioridades basadas en valores informan mi liderazgo como su obispa.

  1. No haga daño: Proteja la salud publica
  2. Haz el bien: Comparta la carga financiera con las personas más vulnerables y con los mas impactados económicamente.
  3. Manténgase en el amor de Dios: Promueva los ministerios que vivifican la Iglesia.

HAZ EL BIEN. Protege la salud pública

Siguiendo el liderazgo de cuatro gobernadores muy diferentes, nuestros cuatro estados están resistiendo la pandemia mejor de lo esperado.  Estoy predispuesta a confiar en los gobernadores de cada estado y escuchar a sus asesores de atención médica, que conocen su región, su gente y quieren brindarles una guía prudente al pueblo. Si bien los cuatro gobernadores han establecido sus criterios para levantar las restricciones gradualmente dentro de sus estados, en la actualidad ninguno de estos gobernadores ha tomado medidas específicas para levantar las restricciones que afectarían a nuestras Iglesias. Cuando lo hagan, las iglesias deberán ser muy cautelosas sobre la reapertura y reuniones en nuestras Iglesias, teniendo en cuenta que entre nuestros miembros y amigos hay muchos participantes que corren el riesgo de contraer enfermedades graves debido a COVID-19, debido a la edad o condiciones de salud comprometedoras.

HAZ EL BIEN. Comparta las cargas de las personas más vulnerables

Durante este tiempo que nuestros edificios han estado cerrados y hemos aplazado el culto en persona, espero que cada congregación se haya comprometido con sus vecinos, al asociarse con organizaciones comunitarias que están directamente involucradas con las personas que son más vulnerables a los impactos económicos de la pandemia. Este compromiso con su vecindario será muy importante para su congregación, su contexto y las asociaciones que puede formar durante este tiempo para usted poder servir a las personas más expuestas durante esta crisis. El otro día escuché de una iglesia en un pequeño pueblo que estableció una “cuenta” con el supermercado local para que las personas que necesitaban comida pudieran “comprar” lo que necesitaban y cobrarlo a una cuenta de la iglesia. En este acuerdo todos ganan, las personas obtienen comida, la iglesia sirve a las personas necesitadas, a quienes quizás ni siquiera conocen, y el negocio de la tienda de comestibles recibe apoyo. No existe una receta para este tipo de respuesta innovadora. Todo se basa en relaciones locales que pueden convertirse en redes de cuidado.

MANTÉNGASE EN AMOR DE DIOS. Promueva los ministerios que vivifican la Iglesia. 

Si bien sé que la efectividad del ministerio y la salud de la vida de la congregación se ven afectadas cuando las personas no pueden reunirse para adorar, esta dificultad no nos debe justificar a correr el riesgo de propagar la enfermedad a través de reuniones de la iglesia o exponer a personas mayores con problemas de salud y hasta la posibilidad de muerte al reabrir nuestras reuniones de la iglesia demasiado pronto. Confío y sé que los líderes y las personas en cada iglesia están encontrando formas creativas de continuar cumpliendo la promesa de Dios de vida abundante para todas las personas y toda la creación a pesar de estas circunstancias extremas. Cuando sea el momento adecuado, nos reuniremos nuevamente y reconstruiremos y renovaremos nuestros ministerios.

31 DE MAYO – PENTECOSTÉS

Al entrar en otro mes de algún nivel de separación física, esperamos que podamos reunirnos en nuestras iglesias el 31 de mayo en el día de Pentecostés. Pentecostés se considera el cumpleaños de la Iglesia, cuando personas de muchas naciones se reunieron en Jerusalén para escuchar a Pedro predicar. El libro de los Hechos describe cómo la gente entendió lo que el dijo, a pesar de que hablaban muchos idiomas diferentes. Espero que podamos reunirnos en adoración ese día, o tal vez antes. Mantengamos esto como una fecha en que todos esperamos, para orar y para trabajar. Y si no puede ser el 31 de mayo, si llega antes o después, entonces, nos ajustaremos, tal como lo hemos estado haciendo durante estas semanas. 

No necesito recordarte que Dios está con nosotros y en el trabajo que realizamos. No necesito recordarte que los milagros suceden todos los días, incluso en medio de la enfermedad y la muerte, a medida que las personas de corazones generosos vierten su vida en amor y servicio en donde es necesario.  Somos bendecidos al ser de bendición. Gracias a nuestro Dios, que abre el camino de la vida ante nosotros. 

Que Dios te bendiga y te guarde hoy y en los días venideros.

Obispa Elaine JW Stanovsky

  • 1
  • 2
© Copyright 2019, Greater Northwest Episcopal Area. All Rights Reserved.