Carta Pastoral: Nuevas pautas para combatir el Coronavirus exigen suspender los servicios de adoración

Estimado Pastor/a metodista unido, miembros y amigos:

NO HAGA DAÑO. HAZ EL BIEN. MANTÉNGASE EN EL AMOR DE DIOS.; STAY IN LOVE WITH GOD.
Las tres simples reglas de John Wesley (Adaptadas)

NO HAGA DAÑO

Día a día estamos aprendiendo más sobre COVID-19, o el Coronavirus. Sabemos que pueden pasar hasta 14 días entre el momento en que una persona está expuesta al virus y cuando comienzan los síntomas. Esto significa que, como ha pasado en los condados King y Snohomish en el estado de Washington, el virus puede pasar desapercibido durante algún tiempo antes de ser identificado. Durante ese tiempo, la persona infectada con el virus está exponiendo a otros a la infección sin siquiera saberlo. También sabemos que el virus es altamente contagioso, pero que las medidas de precaución pueden reducir la velocidad de propagación. Disminuir la propagación baja el porciento de casos de una epidemia como esta. Si hay demasiados casos que necesitan atención médica al mismo tiempo, esto puede inundar nuestros hospitales y clínicas, lo que hace imposible que todos los casos críticos de COVID-19, así como otras emergencias médicas no relacionadas, reciban un tratamiento oportuno y adecuado.

En acuerdo con las directrices y recomendaciones emitidas por el Gobernador de Oregon Brown y el Gobernador de Washington Inslee y reconociendo que las personas mayores de 60 años o que tienen condiciones de salud pre-existentes se les aconseja no asistir a reuniones de más de 10 personas, Estoy ordenando a las iglesias locales de cualquier tamaño y otros ministerios en los estados de Alaska, Idaho, Oregon y Washington que suspendan el culto y otras reuniones de más de 10 personas durante las próximas dos semanas, a partir de hoy. Sus líderes de la conferencia y yo evaluaremos como se estan desarrolando los eventos y actualizaremos esta directrices según corresponda, pero no más tarde del 24 de marzo, antes del Domingo de Ramos y la Semana Santa.

Algunas personas se preguntan si estas fuertes directrices están justificadas en Alaska, donde se confirmó el primer caso o en Idaho, donde COVID-19 aún no se ha detectado. Le pido que adopten esta disciplina como un acto valiente de prevención. Es probable que este virus esté presente, aun sin ser detectado, como lo ha estado en muchos lugares.

¡No queremos arriesgarnos a que nadie contraiga o propague este virus en la iglesia! También solicito al personal de la conferencia a que suspendan los viajes aéreos innecesarios y aconsejo al clero que haga lo mismo hasta nuevo aviso.

HAZ EL BIEN

El Departamento de Salud de Oregón nos recuerda que “Juntos, podemos minimizar el impacto de COVID-19 en los miembros mas vulnerables de nuestra comunidad”. Los metodistas unidos nos esforzamos por vivir una vida que promuevan el bienestar de los demás. En esta temporada de propagación de la enfermedad, hago un llamado a “extender la hospitalidad a los extraños”

  • mantengan una distancia social de 6 pies, sin abrazos, apretones de manos o golpes de codo
  • quédese en casa si no se siente bien
  • practique una higiene saludable

“Contribuya a la necesidad de los mas vulnerables”, al continuar apoyando a su iglesia local y otros ministerios vitales con sus oraciones, presencia (en espíritu y en línea), dones (incluyendo el apoyo financiero), servicio y testimonio para que los ministerios de compasión y la justicia no sean interrumpidos. Información de preparación para emergencias de la Conferencia de Oregon-Idaho, información de preparación de la Conferencia PNW, información de preparación de la Conferencia de Alaska.

Para que los ministerios que sirven a poblaciones vulnerables permanezcan abiertos, tal como: cuidado de niños, programas de alimentación, servicios para personas sin hogar, AA, es estrictamente recomendado el cumplimiento de las medidas de seguridad del Departamento para el Control de Enfermedades u otras agencias de salud pública para la limpieza, el distanciamiento social y estas pautas de detección de salud son obligatorias.

MANTÉNGASE EN EL AMOR DE DIOS

En tiempos de incertidumbre y vulnerabilidad, el contacto humano y la conexión espiritual son importantes. Le animo a que encuentren formas creativas de mantenerse en contacto con sus colegas y sus feligreses durante este tiempo. Las redes sociales son geniales, pero no sustituyen una llamada telefónica o tiempo de atención.

A pesar de que se nos alienta a quedarnos en casa, evitar el contacto social y adorar en línea, las iglesias y las agencias de servicios sociales necesitan un apoyo constante de la comunidad para continuar su crucial trabajo de justicia y compasión. Espero que experimenten ofreciendo cultos en línea, donaciones y reuniones durante esta emergencia.

Hay buenas noticias para las iglesias sobre las licencias Zoom y CCLI. Finalmente, en tiempos de crisis, el miedo da paso al odio. Las personas de ascendencia asiática, o aquellos que han viajado al extranjero, informan que han sido hostigados y estigmatizados bajo el supuesto de que trajeron el virus aquí.

Las personas no son responsables del virus, y cualquiera de nosotros podría ser portador. Solo el perfecto amor echa fuera el miedo (1 Juan 4:18).

Tomen precauciones para que usted, sus seres queridos, extranjeros, congregaciones y comunidades esten seguras.

Con gratitud por ti y tu liderazgo, y con confianza en el firme amor y la gracia de Jesucristo,

Obispa Elaine JW Stanovsky

Leave a Reply

%d bloggers like this: